Bot y la Terra Alta se encuentran en una zona con raíces marcadamente medievales. Se puede comprobar como todos los pueblos de alrededor mantienen una arquitectura medieval, donde podemos encontrar arcos y bóvedas en casi todos los cascos antiguos.

En Batea se celebra el Mercado Medieval en el mes de julio, y en Tortosa la Fiesta del Renacimiento, también durante el mes de julio.

Los Pueblos del Matarraña, hermanados con la Terra Alta y con quien compartimos raíces e historia, también tienen un encanto especial y un patrimonio arquitectónico excepcional.

Destacan los cascos antiguos de Arnes , La Fatarella, Batea y Horta de Sant Joan en la Terra Alta, y Cretas, Beceite, Vall-de-robles y Calaceite en el Matarraña.

TOP